Hay un momento en la vida en que decidimos poner fin a una etapa laboral para emprender un nuevo negocio. Una de las actividades que están en auge es emprender una cafetería, puesto que son cada vez más las personas que disfrutan esta bebida.


Que es mejor ¿Poner una cafetería o adquirir una franquicia?


Existen dos modalidades para iniciarse en el mundo del café, por medio de franquicia o negocio propio. Sin embargo, es necesario sopesar las virtudes y obstáculos de cada modelo de negocio, y eso lo veremos a continuación.

Franquicia vs negocio propio

Casi todos nos preguntamos en qué consiste exactamente cada modelo. Por ello, es necesario tener claro cada concepto antes de poner una cafeteria.

En general, debes saber que una franquicia es una empresa bien establecida, que ofrece una marca reconocida, por ejemplo: Franquicia Starbucks. La franquicia posee una estructura de negocios que ha resistido la prueba del tiempo, y que por lo tanto ofrece un “Know How” invaluable.

Por otro lado, uno propio, que es un negocio independiente, conlleva un proceso lleno de incertidumbres, donde se pone a prueba la creatividad empresarial.

Ventajas de poner una franquicia y de iniciar un negocio

Diferencias entre franquicia y negocio propio

Siendo modelos de negocio completamente diferentes, te ilustramos algunas diferencias clave entre ambos modelos.

Diferencias en términos de riesgo

  • Una franquicia es un negocio establecido y consolidado en el mercado. Por lo tanto, los riesgos de pactar con una franquicia son casi nulos.
  • Un negocio independiente implica grandes riesgos debido al financiamiento necesario. Además, requiere tiempo para consolidarse.

Diferencias en cuanto a rentabilidad

  • Las franquicias ofrecen una rentabilidad predeterminada que se genera de forma segura.
  • Un negocio propio puede generar mayor rentabilidad, siempre que sea exitoso, o menor, de no serlo.

Diferencias en términos de flexibilidad

  • Cualquier franquicia indica pautas para ser ejecutadas al pie de la letra.
  • El negocio independiente, en cambio, genera total autonomía para el emprendedor.

Iniciar un negocio desde cero

Hay que estudiar con detenimiento cómo poner una cafeteria. El primer paso es estar claro sobre el tipo de cafetería que establecerán. Para evitar ser una más del montón, tu cafetería tendrá que ofrecer algo único, sea el menú, el servicio, o la imagen. Luego, tendrás que identificar los recursos necesarios para establecer el local y ponerlo a funcionar.

Un aspecto importante consiste en identificar a tus competidores, y saber tanto sus fortalezas como debilidades.

Seguidamente, identifica a tus clientes potenciales según ciertas características.

Establece quiénes serán tus colaboradores o aliados, y crea un organigrama.

Por último, genera tu plan de negocios, ya que es importante que tu curso de acción esté plasmado.

El cómo poner una cafetería te llevará a que decidas el rumbo que seguirá tu establecimiento. Con seguridad, tendrás que asumir mayores responsabilidades y esfuerzos, pero si es un éxito, obtendrás mayor margen de ganancias y la satisfacción de administrar un negocio bajo tus reglas.

Ventajas y desventajas de iniciar un negocio desde cero

Como poner una cafetería desde cero conlleva grandes esfuerzos, sacrificios, y muchas responsabilidades. Esta actividad supone que el emprendedor se encuentre motivado, dado que tiene una visión y capacidades únicas para enfrentarse a algo nuevo. Como cualquier otra actividad, un negocio independiente tiene sus aciertos y fallos.

Ventajas de tener un negocio propio

  • Total autonomía para tomar decisiones.
  • No se reparten las ganancias, ni se pagan royalties.
  • Generar una nueva alternativa para consumidores potenciales.
  • Creación de marca, imagen, publicidad, servicios y menú acorde a tus gustos.
  • Libertad de horarios.
  • Aprovechamiento de todas tus capacidades para generar satisfacción profesional y personal.
  • El cielo es el límite: tu negocio puede crecer y expandirse.

Desventajas de tener un negocio propio

  • Ingresos variables.
  • Estar siempre preparados ante eventualidades.
  • Toda la responsabilidad del negocio recae sobre el emprendedor.
  • Requerimientos de capital elevados.
  • Dedicación total al negocio y mayor nivel de estrés durante las primeras etapas.

Riesgos de emprender

Los riesgos de emprender son varios y tienen relación con muchos factores.

Incertidumbre

Emprender algo nuevo nos hace sentir temerosos ante la capacidad que tendremos o no de enfrentar desafíos. El temor al fracaso nos puede ocasionar mucho estrés.

Planteamiento de la idea

Antes de iniciar un negocio propio debemos plantear bien nuestro concepto de negocio. Es necesario analizar todas las variables para no cometer errores. Puede que pensemos que nuestra idea es genial, y aún así equivocarnos.

Riesgos financieros

Es imperativo realizar estimados realistas, a fin de contar con un presupuesto para cafetería que incluya todos los costos y gastos. Un cálculo errado puede llevarnos a un fracaso seguro. Si optas por un financiamiento, deberás hacer estimaciones con mayor cuidado.

Adquirir una franquicia

Comprar una franquicia es otra forma de montar una cafetería, pero de manera estructurada, pues el negocio se ha puesto en marcha y ha sido mejorado.

La forma en como trabajan las franquicias hacen de ellas un “negocio seguro”, ya que todos los elementos se encuentran establecidos. Así, el empresario sólo debe pagar una cuota de entrada para recibir la guía y capacitación del franquiciante. De esta forma, puedes comenzar tu actividad con el respaldo de una empresa exitosa que garantiza una rentabilidad. Esta, sin dudas, es una de las ventajas de una franquicia.

Muchas personas no desean entrar en el negocio de las franquicias de café porque comprar una franquicia es costosa. Sin embargo, la inversión suele ser menor con respecto a iniciar un negocio independiente.

Ventajas y desventajas de comprar una franquicia

El mercado es bastante competitivo y existe una gran variedad de franquicias de café exitosas que tienen gran demanda.

Ventajas de comprar una franquicia

  • Imagen y marca que cuentan con gran prestigio.
  • El empresario recibe amparo y soporte permanente.
  • No se pierde tiempo en crear menús, ni tampoco en pensar sobre el diseño del local y el mobiliario.
  • Recuperación segura de la inversión en un tiempo estipulado.
  • Margen de beneficios conocido.

Desventajas de adquirir una franquicia

  • Toma de decisiones muy limitada o nula.
  • Pago de royalties al franquiciante.

 

Riesgos de una franquicia

Hemos mencionado las ventajas de una franquicia, pero invertir en una franquicia de café no siempre es sinónimo de éxito. El emprendedor debe dar con una franquicia que tenga buenos planes de expansión, que no sea demasiado cara, que esté bien consolidada en el mercado, y que esté dispuesta a asumir riesgos a la par del franquiciado.

Conclusiones

Comprar o no una franquicia depende en gran medida de la visión del empresario y de los objetivos planteados, porque comprar una franquicia implica seguir un curso de acción establecido, mientras que iniciar tu propia marca no tiene las mismas ventajas de una franquicia, ya que la labor es ardua. Tu decisión depende de si quieres hacer “dinero fácil”, o si te gustan los retos.