Mobiliario para Cafetería necesario para abrir tu negocio

Tomarse un buen café es casi una ceremonia en la que intervienen muchos más factores que la calidad del producto. El ambiente en el que se sirve el café o las instalaciones de la cafetería pueden ser tanto o más importantes para conseguir que un cliente vuelva otro día a por una segunda taza de café. Y nada más relacionado con la comodidad de los clientes que el mobiliario. Por ello, hoy examinamos las características de los muebles para cafeteria esenciales.

Mobiliario para el interior

Barra para cafetería

muestra de distintas barras para cafeteria

Es el punto de nuestra cafetería en el que confluyen tanto clientes como trabajadores, delante y detrás de la misma, respectivamente. La barra para cafetería define en gran medida el modelo de negocio que queremos llevar a la práctica.

En una cafetería de pequeñas dimensiones, por ejemplo, las barras sirven tanto para servir como para consumir los productos (la relación con el cliente es más estrecha).

En los grandes salones, las barras pueden no ser ni siquiera utilizadas por los clientes, que se sientan siempre en torno a mesas. El diseño de la barra es igualmente importante, dado que debe coincidir con el del resto del local.

Contrabarra para cafetería

Muestra de varias contrabarras para cafeteria

Ajena a los clientes pero de gran ayuda para los trabajadores, la contrabarra es mucho más que un mueble auxiliar.  Debe situarse muy cerca de la barra para permitir que los trabajadores accedan con rapidez a todo tipo de utensilios o suministros de hostelería (incluyendo una parte de la vajilla y de los insumos básicos).

Por ejemplo, una buena contrabarra puede albergar tazas, vasos, platos, paquetes de azúcar o botellas de vino, por ejemplo.

Mostrador para caja registradora

muestra de mostradores para cobrar en tu cafeteria

Este mueble, generalmente de pequeño tamaño, no tiene otra función más que la custodia de la caja registradora. Sin embargo, sus posibilidades pueden ir mucho más allá. En este sentido, no estaría de más aprovechar las posibles baldas presentes en el mostrador para depositar allí las terminales bancarias (para tramitar pagos con tarjetas de crédito y débito o con alguna aplicación para el celular).

También puede almacenar en este espacio la agenda física de la cafetería (si se aceptan reservas) u otros documentos de uso diario.

Sillas

muestra de varias sillas para cafeteria

No descubrimos nada nuevo al apuntar que las sillas forman parte del mobiliario para cafetería más básico. Existen múltiples criterios para escoger las sillas del establecimiento pero hay algunas normas ineludibles. Todas las sillas del local deben ser del mismo modelo (o una versión similar actualizada), si bien es posible jugar con colores diferentes (dependiendo del diseño general de la cafetería).

También pueden instalarse sillas altas o taburetes frente a la barra. Las sillas deben responder a una triple necesidad: comodidad, diseño y precio. Si cualquiera de las tres variables no está debidamente atendida en un modelo en cuestión, resulta aconsejable optar por otra alternativa.

Mesas

muestra de varias mesas para cafeteria

La elección de las mesas debe llevarse a cabo con idéntica precaución que la de las sillas. La variedad de opciones disponibles es notable, siendo responsabilidad del propietario de la cafetería escoger los modelos más acordes con las características de su local. Por ejemplo, las mesas de baja altura estimulan la conversación entre amigos, observándose con mayor intensidad en las cafeterías de ambiente tranquilo y distendido. En los locales situados en los puntos más concurridos de las ciudades, es preferible optar por diseños que faciliten un consumo más rápido, adaptándose al ritmo diario de los profesionales que acuden al centro urbano.

Sea como sea, una misma cafetería puede contar con varios tipos de mesas, siempre y cuando se distribuyan de manera lógica en el salón.

Bancos

Muestra de varios bancos para cafeteria

Los bancos son sinónimos de comodidad y no faltan en las grandes cadenas de cafeterías. Por supuesto, un negocio de menor tamaño también puede contar con este tipo de mobiliario, que imprime un estilo más dinámico a cualquier local. Los bancos están diseñados para facilitar que los usuarios se sienten, se levanten y se muevan de manera más ágil. Generalmente, los bancos están acompañados por mesas de baja altura, precisamente por esa filosofía de propiciar la interacción entre los clientes. Pueden combinarse perfectamente con otros muebles de descanso.

Poufs

Muestra de varios Poufs para tu cafeteria

Suele afirmarse que los puffs son sofás para personas jóvenes pero lo cierto es que seducen también a los clientes más veteranos. Esto no sorprende lo más mínimo porque los poufs son estructuras muy cómodas y versátiles, permitiendo su traslado a otros puntos de la cafetería. No son, eso sí, asientos excesivamente estables, por lo que son más un punto de descanso que un soporte apropiado para disfrutar del café.

En cualquier caso, un local que cuente con estos sofás venderá una imagen mucho más dinámica (las posibilidades de atraer a un público joven aumentan significativamente).

Sillones y sofás

Muestra de varios sillones para cafeteria

Serían el mobiliario para cafeteria diametralmente opuesto a los poufs. Si aquellos sobresalen por su dinamismo y modernidad, los sillones y los sofás participan de una concepción más clásicas de lo que debe ser una cafetería. En este sentido, si apuesta por incorporar este tipo de muebles a su local, estará confiriendo una imagen más tradicional a su negocio.

Algunas de las cafeterías de más éxito son, precisamente, las que parecen recuperar aquellos míticos salones de té y café de las capitales europeas de comienzos del s. XX (como Viena o París). Este tipo de muebles son, no obstante, algo más costosos.

Mobiliario para el exterior

Sillas exteriores

muestra de varias sillas para el exterior de tu cafeteria

Los muebles para cafeteria instalados en espacios exteriores se rigen por criterios un tanto diferentes a los de los muebles interiores. Por ejemplo, la comodidad de la estructura cede algo de protagonismo a la resistencia de los materiales, que deben resistir a la intemperie durante el mayor tiempo posible.

Es aconsejable que las sillas sean ligeras (para facilitar la movilidad en las terrazas) y no estén tapizadas (algo poco aconsejable al exponerse al aire libre). En una terraza interior, es posible optar por modelos algo más refinados.

Mesas exteriores

Muestra de varias mesas para el exterior de tu cafeteria

Al igual que las sillas, las mesas para exterior deben estar fabricadas en materiales ligeros y resistentes. No estaría de más que la superficie de la mesa fuera antideslizante e impermeable, en previsión de posibles derramamientos de sustancias líquidas.

Considere adquirir modelos estables y combinables, para que los usuarios puedan unir varias mesas para acoger reuniones con muchos participantes.

Mobiliario para niños

muestra de mobiliario para niños

Técnicamente hablando, el mobiliario infantil es el mismo que el que utilizan los adultos pero adaptado a las necesidades de este público. Por ejemplo, las sillas para niños pueden incorporar elementos adicionales de seguridad, incluyendo correas o barrotes.

Ahora bien, algunas cafeterías van más allá e instalan espacios para el entretenimiento de los más pequeños. Sería el caso de las mesas de juegos (con colores o motivos divertidos), las sillas pequeñas y otras estructuras adaptadas a los gustos de los niños.

Todos estos muebles se caracterizan por disponer de bordes redondeados y no ser excesivamente pesados (aunque sí lo suficiente como para evitar que los niños los vuelquen). La inversión en este tipo de instalaciones dependerá del espacio disponible en el local.

Recomendaciones y consejos

  • Para reducir la inversión inicial en la cafetería, puede adquirirse mobiliario de segunda mano, comprobando previamente el óptimo estado de los bienes.
  • Todos los muebles de la cafetería requieren de ciertas labores de mantenimiento, en especial las mesas, a fin de prevenir que se deterioren y, con ellos, la imagen del negocio.
  • Aunque los diseños modernos ganan protagonismo en las cafeterías, nunca hay que olvidar que una silla cómoda es siempre preferida por los clientes a una silla vanguardista.
  • Valore las opiniones de sus trabajadores a la hora de renovar el mobiliario.

One Response

  1. mayo 29, 2018

Te han quedado dudas o tienes algo que decirnos? déjanos tus comentarios aquí abajo!