Cafe Gourmet para tu cafeteria

¿Sabías que el café es la segunda bebida más consumida en el mundo? Sí, justo así como lo lees, sólo el agua logra superar a esta exquisita bebida de aroma inigualable. Sorprendente ¿no? En realidad, para los amantes del café esto no resulta ninguna sorpresa, más aún cuando las estadísticas así lo comprueban. Según la Organización Internacional del Café se estima que a nivel mundial se consumen alrededor de 10,000 millones de kilos de café al año, cifra que va en aumento.

cafe gourmet

Esta bebida a la cual hemos dado un valor central en nuestras vidas, ha cobrado hoy una gran popularidad, despertando un creciente interés por la búsqueda de nuevos sabores que estimulen los paladares más exigentes. Es así como surge la especialidad del café gourmet.

¿Sabes qué es el café gourmet?

El café gourmet  no es un tipo particular de café; refiere a todo un amplio proceso de elaboración que conlleva un cuidado muy especial que va desde la selección del grano para la siembra, su cultivo, cosecha y recolección hasta su procesamiento, resultando en la producción de una taza de café de calidad superior, con unas características de sabor único, agradable aroma que destaca y consistencia definida que lo distinguen de cualquier otra preparación.

Café gourmet granos

El café gourmet más que una simple etiqueta es una especialidad de gran calidad cuyas propiedades pueden ser identificadas por los paladares más finos, especialidad de catadores, y degustadas por el consumidor más exigente que busca nuevas experiencias.

¿Qué tipos de café gourmet hay?

Pensar en el término gourmet es pensar en buen gusto, gran calidad y alto precio, o bien que nos referimos a un producto que sólo puede ser adquirido en lugares selectos. En cuanto al café, va más allá de eso.

Un café gourmet parte de la selección del grano, siendo este de dos variedades comunes: arábica y robusta. Veamos pues a qué se refieren estos términos y cómo se relacionan con el concepto gourmet que le confiere al café su carácter superior.

grano arábia

Partiendo de que nos referimos a dos plantas distintas, el café arábica se distingue del robusta principalmente por el grado de cafeína contenido en su composición, siendo la mitad del grano de robusta. También se diferencian por la altura de la planta. El arábica se eleva entre 2.5 y 4.5 metros, a diferencia del robusta que puede alcanzar los 6 metros de altura.

Otras diferencias entre el café arábica y el robusta tienen que ver con la zona de cultivo y condiciones climáticas y de suelo. Por ejemplo, el arábica precisa altitudes superiores  los 900 metros, con temperaturas de alrededor 20 °C para su óptima producción, en cambio una planta de robusta se adapta mejor a menor altura y es tanto menos exigente.

Por último, podemos distinguir a simple vista un café arábica del robusta por la apariencia de su grano. El arábica se caracteriza por tener una semilla de tono más verdoso y aspecto ovalado, en comparación al robusta que tiende a ser de color amarillento y de forma circular. Además, cabe señalar que en cuanto a sabor se refiere se considera el arábica un café de aroma más fuerte y sabor más agradable al paladar.

Así pues, según sean las condiciones de cultivo y tanto sea el cuidado que se ponga en todo el proceso de producción del grano, partiendo de la cuidadosa elección de la variedad, el resultado será un café de calidad superior cuyo aprovechamiento se maximizará en el proceso de tostado y molienda para el disfrute final en la taza de un verdadero café gourmet.

¿Es conveniente elegir un grano de café gourmet?

Sin lugar a dudas la respuesta a esta pregunta es sí. Si lo que quieres es degustar un café que resalte por su sabor único e incomparable y por un aroma que estimule tus sentidos entonces es importante que te fijes en la calidad del grano, siendo el grano gourmet por excelencia el arábica que, a pesar de su bajo contenido de cafeína, estimulará todos tus sentidos con su textura y cuerpo llevando el placer de disfrutar una taza de café a otro nivel.

De la selección del grano ya vendrá a gusto del consumidor la elección del grado de tueste y molienda. Ya listo para ser infusionado ese café de origen selecto, podemos decidirnos por alguna preparación gourmet que consolidará el carácter premium del mismo.

Sin importar cómo lo bebas, finalmente no podemos negar la inmensa cultura del café que nos arropa hoy. Su popularidad trasciende fronteras y costumbres. Por eso, más que una bebida simplemente estimulante, el café gourmet se convierte en toda una experiencia para el paladar.

Te han quedado dudas o tienes algo que decirnos? déjanos tus comentarios aquí abajo!