¿Que mas puedo vender en mi cafeteria?

Una vez abierta una cafetería, comience a tener clientes y todo esté marchando a la perfección, se puede llegar a considerar el incrementar el nivel de productos que hay en su menú; para así probar que tal le puede ir a esos productos con las personas y quienes posiblemente los acompañen.

¿Cuáles son los tipos de cafés más comunes para vender en una cafetería?

Las cafeterías se distinguen una de la otra por los tipos de cafés que le ofrecen a su público; sin embargo, hay tipos en los que coinciden, ya que se considerarían como los más básicos y los más deliciosos; puesto a que las personas los consumen de manera frecuente.

El primero sería el espresso, de color negro y muy aromático; usualmente se sirve con crema de color dorada que queda como espuma, al ser la crema de la mejor calidad posible el azúcar que se le añada logrará flotar y luego bajará al fondo de la taza, haciendo así esté café algo agradable de ver.

Le seguiría el capuccino y el café americano, el primero lleva leche vaporizada y espuma a la misma cantidad; mientras que el americano es un espresso que se sirve en una taza con agua caliente, se le puede añadir leche, pero lo que lo hace característico es su sabor fuerte.

¿Qué otras cosas puedo vender en mi cafetería?

Es muy importante que se observe detenidamente como está yéndole al negocio; también como evaluar al público y los precios que tienen los productos que actualmente se ofrecen en dicha cafetería; todo esto podrá servir para posibles cambios que se deseen implementar.

Si solamente se está ofreciendo distintos tipos de café que llevan crema, leche y azúcar, es claro que el público puede llegar a aburrirse y hasta comenzar a no seguir yendo; ya que de vez en cuando están en la búsqueda de probar cosas nuevas que sorprendan a su paladar.

Se puede comenzar a implementar y añadir cosas que acompañen al café como lo son croissants, panes calientes rellenos de distintos tipos de queso o jamón, otro tipo de panes calientes y que sean algo dulces para alegrar la experiencia del público.

También se pueden añadir dulces como los famosos cupcakes, que destacan debido a sus múltiples colores y sabores más que deliciosos; al ser dulces no tan comunes gracias a su distintivo diseño, pueden incrementar las ventas de la cafetería y volverse la nueva obsesión. 

Otro tipo de producto que puede incluirse en el menú son las donas y los churros; ya que estos dulces son de los más aclamados y buscados por los clientes, debido a su relleno achocolatado o de dulce leche; sin duda alguna este sería un éxito claro e incrementaría la popularidad.

Pero no solamente dulces se pueden incorporar al menú, también pueden hacerlo otro tipo de bebidas que no sean calientes; como los jugos de frutas frescos, esto presentará distintas opciones y el cliente se verá a gusto; ya que puede pasar del café si no está de humor y probar un refrescante jugo natural.

¿Se puede implementar alcohol a los cafés de mi cafetería?

Si cumple con todos los permisos que se requieren para lograr esto, si se puede añadir cierta cantidad de alcohol a ciertos tipos de cafés, no a todos; la crema de whisky es una de las más recomendadas para estos casos, ya que conserva su sabor fuerte pero no contiene grandes cantidades de alcohol.

Al combinar coctelería con café, estaría dando una imagen más profesional y seria al público; ya que habilidades así tienen que ser entrenadas con anterioridad y eso dirá mucho de los empleados y de cómo hacen ver al negocio completo.

No Responses

Te han quedado dudas o tienes algo que decirnos? déjanos tus comentarios aquí abajo!